Hace cuatro décadas llegaba un invento que cambiaba para siempre nuestra manera de escuchar música. A comienzos de de julio de 1979, Sonypresentó el walkman, el primer dispositivo que ofreció escuchar música de forma individual aunque hubiesen más personas en el entorno de quien usara el aparato.

Tal y como reporta el New York Times, el primer modelo ofrecido a las masas fue el TPS-L2 o Soundabout. El mismo pesaba casi medio kilo y venía con un par de auriculares, aunque habilitaba la conexión de otro par adicional por si algún usuario se sentía generoso y quería compartir el sonido de las cintas escogidas con un ser querido. El costo de dicho producto era de $200 dólares, así que su adquisición fue casi un lujo para minorías adineradas.

Northern Soul

Por suerte, con la salida al mercado de otros modelos y la incursión de otras marcas en el rubro, su valor se democratizó un poco. Para nadie es un secreto que durante los 80 y los 90 fue una de las posesiones más preciadas por el público de todas las edades.

El walkman no solo hizo a la música mucho más portátil que nunca, sino que permitió que cada persona pudiese musicalizar a su antojo cada instante del día de manera privada, sin afectar el ambiente sonoro de otros aunque estuviesen a centímetros de distancia.

Desde entonces, fue posible viajar en el colectivo y agitarse al ritmo de The Clash sin perturbar al pasajero de al lado. O por el contrario, cerrar los ojos y enamorarse al ritmo de una balada de George Michael sin que nadie pueda sospecharlo. Sin dudas, permitió un nivel de intimidad que favorecía la melomanía en cualquier contexto. Los artistas literalmente le cantaban al oído a todos sus fanáticos por primera vez. Más adelante, dispositivos como el discman o los smartphones continuarían este invaluable legado.

El ascenso del Walkman además significó el de los casetes. Aquellas cajitas llenas de cintas colonizaron un público que en el pasado solo tenía la opción de comprar vinilos. Hasta la fecha, si bien ya el Walkman cayó en desuso, hace poco reportamos cuál fue el casette más vendido del mundo.